· 

Entrena Duro

Gánale al cronómetro por 9 años

Anthony Ervin, para Río 2016, su carné nos decía que tenía 35 años... pero biológicamente se presentó con 27 años

 

No, no fue gracias a un suplemento... la respuesta está más cerca de lo que creen
A pesar de los muchos estudios, ningún científico ha logrado detener el proceso de envejecimiento en los seres humanos. Sin embargo, una nueva investigación desarrollada por científicos de la Universidad Brigham Young (Utah, EE. UU.) revela que sí que podemos retrasar un tipo de envejecimiento, justo el que sucede dentro de nuestras células, explica Larry Tucker, líder del trabajo.
 

Siempre y cuando estemos dispuestos a darlo todo en cada entrenamiento

Sólo porque tengas 30 años, no significa que tengas 30 años biológicamente. Cuanto más entrenamos, menos envejecimiento biológico sufre nuestro cuerpo.
Esto explica porque el desarrollo de un nadador puede llegar hasta los 21 años, en lugar de 18 años como el promedio
El estudio descubrió que las personas con niveles altos de actividad física poseen telómeros significativamente más largos que aquellos que tienen estilos de vida sedentarios, o incluso los que son moderadamente activos. Recordemos que los telómeros son los extremos proteicos de los cromosomas y que equivalen a nuestro reloj biológico. Cada vez que una célula se replica, se acortan; de ahí que cuanto más mayores seamos, más cortos son nuestros telómeros

 

 

Los expertos analizaron los datos de 5.823 adultos que participaron en la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición de los CDC (Centro de Control de Enfermedades)

Sin diferencia entre sedentarios y moderadamente activos...

 
Los resultados demostraron que los adultos con altos niveles de actividad física tenían telómeros con una ventaja biológica de envejecimiento de 9 años sobre los sedentarios y una ventaja de 7 años en comparación con las personas moderadamente activas
En resumen... mientras más te esfuerces por bajar esos 2" en los 100m, más joven te verás al momento de subirte al podio.
 
 

 

El estudio ha sido publicado en la revista Preventive Medicine.

Escribir comentario

Comentarios: 0