· 

Ninfa regresa a las pistas

Llegaron a un acuerdo y volverá a arbitrar

22 de agosto del año pasado, entrevistaban a Ninfa Aliaga, primer árbitro FINA de Chile en los Juegos Olímpicos. Dicha nota generó un mal entendido y el disgusto del presidente de la FederaciónChilena de Deportes Acuáticos, quien determinó inhabilitarla de sus funciones.

Palabras que gatillaron todo:

“Soy la primera jueza chilena en la historia designada por la FINA para los Juegos; tengo mucha experiencia en copas del mundo, panamericanos y sudamericanos y eso tiene un peso. He ido a todos los seminarios. Había un solo cupo y yo, humildemente, decía que, si había justicia, sí o sí debería estar yo. Mi currículum no lo tenía nadie. Igualmente hay una dosis de suerte, porque me apoyó el vicepresidente de la Federación y el presidente de la Confederación Sudamericana. Además, en los Panamericanos de Toronto fui bien evaluada”.

Meses de duda llegaron a su término, la jueza FINA y FECHIDA alcanzaron el punto de consolidación en el Comité Nacional de Arbitraje Deportivo.

Citas del acta firmada durante la audiencia:

“Las partes están de acuerdo en dar por cumplida toda sanción o inhabilidad que pudiera afectar a la reclamante, doña Ninfa Aliaga Tello, especialmente aquella comunicada por el oficio 261-2016, del 22 de agosto de 2016, firmada por don Marcos Jara Montecino, presidente de la Fechida”, dice el primer punto, mientras que el tercero expresa: “La reclamante se compromete a respetar la institucionalidad federativa y se abstendrá en lo sucesivo de realizar comentarios públicos o privados que pudieren afectar a dirigentes deportivos, deportistas o árbitros vinculados a su disciplina”.

El acta dejó constancia que Aliaga “nunca ha tenido el ánimo de injuriar, calumniar o menoscabar a la persona del presidente de Fechida, don Marco Jara, ni a ningún otro dirigente de su federación”, y establece que cada parte deberá pagar las costas del proceso.

Nos alegra saber que todo llegó a buen puerto.

Para avanzar con brazadas firmes, la unión y conciliación son nuestras principales herramientas.


Fuente: La Tercera

Escribir comentario

Comentarios: 0