· 

Corazón de Nadador

Anónimos y combativos, nadadores que no son aplaudidos o que por alguna razón de peso tuvieron que dejar de entrenar, y a pesar de ello luchan por regresar a la pista 4, la del triunfo y porque jamás se dan por vencidos.

 

Suelen ser diferentes, con una gran personalidad y en ocasiones auténticas máquinas entrenando. No importa si alguna vez fueron estrellas destacadas o tan solo se trata de atletas aguerridos... con escasas opciones de alcanzar el éxito, pero siempre estarán dispuestos a dejar el alma en el intento.

 

Saben perfectamente que sus medios no son los más idóneos y sin embargo no se rinden, aceptan sus cartas y reconocen que si quieren hacer realidad sus metas deberán acostumbrarse a flotar en el barro y adaptarse sí o sí a las circunstancias más difíciles.

 

Casi siempre sus logros se sumergen en el olvido, pasan desapercibidos y no gozan del reconocimiento que se merecen, en especial cuando se tratan de victorias obtenidas con lealtad y compromiso, ingenio y perseverancia, pero especialmente con pasión por un deporte que les llena, pero que en ocasiones elude recompensar como se merece su entrega.

 

Hay que apostar por su recuperación deportiva, transmitirles energía, entregarles apoyo y confianza para que puedan alcanzar sus metas.

 

En Chile Natación nos negamos a olvidarlos como si no importaran, porque son demasiado valiosos para desaprovechar tanto orgullo, tanto amor e infinita constancia.

 

A los nadadores que dando vueltas en la piscina tocaron placeres, tocaron dolor.

A los que se enamoraron de la vida todos los días, todos los entrenamientos.

A los que soportan sus realidades y aún así son capaces de conseguir éxitos de un valor incalculable.

A los que desayunaron a las 5 a.m.

 

Ya no nadan sin rumbo, estamos con ustedes y sus historias las sabrá todo Chile



Escribir comentario

Comentarios: 0